¿Cuántas veces te ha dado miedo esa palabra?

NO

Qué feo suena ¿verdad? o quizás no tanto…. todo está en cómo superar el miedo a un NO

Desde muy pequeña he sido competitiva. Pero siempre me he tomado esa competición de forma saludable, y siempre me ha ayudado a ser mejor, a destacar en cosas en las que quizá no era brillante o no dominaba, pero mi determinación y mi cabezonería me impulsan a conseguir esos retos que en principio parecen difíciles.

En el vídeo de hoy te habla la otra Billie, no la empresaria, sino la Billie deportista. Te cuento como he superado mis miedos a fracasar y cómo el deporte me ha ayudado a ser mejor y superar el miedo a un NO.

 

La verdad es que muchas de las cosas en esta vida se pueden superar con horas y horas de práctica.

Quiero que me prometas una cosa: la próxima vez que alguien te diga que no, vas a agradecerlo. Puedes preguntarle el porqué de su respuesta negativa, invítale a que te conteste con total sinceridad. ¡Y no le juzgues! Ese no te puede ayudar a crecer profesionalmente, a mejorar las cosas que hiciste mal y a hacerlo muchísimo mejor en un futuro.

Para conseguir un SI, debes haber pasado por muchos NOs en tu vida. Y de cada NO tienes que salir más fuerte, con la cabeza en alto y con el firme propósito de mejorar.

Desde hace dos años, esta época es crucial para mi y para mi determinación de objetivos para el año nuevo. Suelo tomarme uno o dos días enteros para reflexionar sobre lo que ha sido mi año y lo que quiero conseguir para el que está a punto de comenzar. Como aún soy de las que le encanta el papel y la escritura, me gusta escribir en una hoja mis objetivos y guardarlos en un lugar que pueda ir consultando mes con mes.

¡Me encanta ver como con el paso de los años mis objetivos son más ambiciosos! Y cómo voy mejorando en la toma de decisiones y las cosas que hago.

Esto jamás sería posible si no hubiese aprendido de todas las veces que me han dado una negativa.

Y sobre todo jamás hubiera sido posible si hubiese dejado que el miedo me paralice.

La vida de un emprendedor es de mucho riesgo. Hay veces que sientes un agujero en el estómago y que estás asumiendo riesgos. Recuerdo el año en que decidí despedir a esos clientes que me estaban robando mucho tiempo y no me aportaban nada para crecer como profesional, sin embargo eran mi fuente de ingresos fija mensual….. ala, a la aventura que fui.

Pero eso me permite ahora dedicar el tiempo que se merece a los proyectos que me llenan, como Mamis Digitales. Este 2017 me ha dado grandes alegrías gracias a todas esas cosas a las que he renunciado, he podido dar toda mi energía al proyecto en donde no solo me llena profesionalmente, sino que hemos podido ayudar a cientos de mujeres a conseguir su sueño: dar tiempo de calidad a sus hijos sin renunciar a su carrera profesional. ¿sabes lo bien que eso te hace sentir?

Así que hoy te quiero invitar a reflexionar.

¿Qué quieres conseguir durante el 2018?

¿Cuántas cosas estás dispuesta a aprender?

Y por favor, no te rindas, aprende a superar el miedo a un NO.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies